Cuatro pasos para armar un gimnasio en casa sin gastar de más

La falta de tiempo por la rutina, sumado al contexto actual de pandemia, llevó a que muchos opten por realizar actividad física en casa, con el apoyo de profesores e instructores a través de las plataformas virtuales. En estos casos, es fundamental contar con un espacio preparado para estar cómodos y seguros a la hora de ponerse en acción.

Cuando se habla de un gimnasio en el hogar, muchos imaginan una gran sala llena de máquinas y de uso exclusivo para esta actividad. Sin embargo, sólo es cuestión de tener un poco de imaginación, adaptar algunos espacios y contar con ciertos elementos. Grupo Edisur te cuenta cómo hacerlo en cuatro pasos:

El gym puede armarse en una habitación en la que no duerma nadie o que se utilice para otras actividades en otros momentos del día. (Foto: Freepik / Grupo Edisur)

1.Encontrar el espacio

Puede armarse en una habitación en la que no duerma nadie o que se utilice para otras actividades en otros momentos del día, por ejemplo, de oficina. Lo importante es que haya un lugar suficientemente amplio para moverse con libertad y de forma segura, que no tenga demasiados muebles, con buena iluminación y ventilación.

2. Acondicionar el lugar

Es clave proteger el suelo, para evitar que se dañe con los elementos y posibles golpes. Pueden utilizarse pisos de goma, como los que se suelen poner en habitaciones infantiles, alfombras o colchonetas. También es muy útil un espejo de cuerpo entero en la pared, para controlar los ejercicios y dar amplitud a la sala. Si se suma un parlante al celular y música de entrenamiento, se logra la estancia perfecta para ponerse en movimiento.

Antes de comprar los materiales para el gimnasio en casa, lo mejor es hablar con algún experto para decidir qué elementos adquirir. (Foto: Freepik / Grupo Edisur)

3. Disponer de un mueble de guardado

Sobre todo, si se trata de un espacio compartido con otras actividades, es fundamental tener un mueble adecuado para guardar el material necesario: gomas, pelotas, mancuernas, steps y demás complementos. No está de más contar con alguna toalla pequeña para no tener que ir muy lejos a buscarla si se necesita en un momento dado. El plan B puede ser un estante disponible en un placard o un cesto para guardar todo junto.

4. Armar un kit de entrenamiento

Antes de comprar los materiales para el gimnasio en casa, lo mejor es hablar con algún experto para decidir qué elementos adquirir. Un equipamiento completo podría estar integrado por una máquina para hacer ejercicio cardiovascular (cinta, bicicleta), un juego de mancuernas con varios discos para poner y quitar peso, bandas elásticas, una pelota fitness y un escalón de plástico. Aunque los profesores hoy planifican sus clases para que sea posible hacer ejercicio con los elementos propios de una vivienda, como sillas, alfombras, etc.

Un equipamiento completo podría estar integrado por una máquina para ejercicios cardiovasculares, mancuernas, bandas elásticas, una pelota fitness y un escalón de plástico. (Foto: Pixabay / Grupo Edisur)

Con estos consejos, la falta de un espacio adecuado ya no puede ser una excusa para que comiences a entrenar en casa. ¡Manos a la obra!

#DatoEdisur: ¿Sabías que Pilares de Manantiales tiene su propio gym en el edificio?

COMPARTIR !

0Shares
0